El aceite de jojoba es uno de esos ingredientes ‘mágicos’ que sirven para mejorar el aspecto de la cara, del pelo, de las manos e incluso puede ayudar en el tratamiento del acné.

Una de las principales propiedades del aceite de jojoba es que es muy hidratante, por lo que lo podemos utilizar para distintas zonas de nuestro cuerpo. Lo puedes aplicar en el rostro, para hidratar sin tener esa sensación grasa que a veces pueden producir otro tipo de aceites.

El aceite de jojoba penetra muy bien en la piel, tiene además propiedades antioxidantes y se considera un producto muy valioso para prevenir las arrugas y neutralizar los radicales libres. También se recomienda mucho como remedio para el acné y para tratar pieles grasas y sensibles.

El extracto del aceite proviene de las semillas del arbusto de jojoba tienen propiedades antisépticas, antiinflamatorias y antimicrobianas, por lo que es perfecto para combatir estas erupciones hormonales de la piel.

Contenido 20ml

Peso 0.03 kg